Paravientos con parasol, seguridad para los clientes

Los paravientos complementados con parasol permiten la comodidad y seguridad del cliente en una zona exterior con vistas al mar.

El restaurante italiano Ragazzi en pleno corazón de Fuengirola se suma a las ventajas de los paravientos con parasol. Diseño, belleza y seguridad para los comensales, hacen de este un producto estrella entre los hosteleros ya que permite la optimización de espacios exteriores de forma rápida y sin obras. En este caso, la opción más adecuada fueron los Paravientos Serie Windbreak fijo de aluminio con vidrios templados de seis milímetros. Y el resultado, temperatura perfecta todos los días del año y vistas panorámicas del paseo marítimo.

Cuidando la estética urbana

Un emplazamiento que permite respetar las prohibiciones de modificar la vía pública ya que no es necesario realizar perforaciones en el suelo para la sujeción de la plataforma puesto que, en este caso, se utiliza unos maceteros que soportan el peso del paraviento y que además, contribuyen con la estética de la zona. En definitiva, este tipo de instalaciones aboga por el mantenimiento de la estética de las zonas públicas y la combinación con el diseño del local gracias al uso de diferentes soportes como maceteros, ruedas, peanas circulares, soportes antivuelos o soportes fijos.

Estos elementos permiten además adaptar la altura en caso de que la calle presente desniveles y sus materiales están perfectamente preparados para soportar las condiciones exteriores y evitar el desgaste.

Elegir un paraviento de estas características es elegir versatilidad. Son plataformas que permiten generar diferentes ambientes siempre pensando en la comodidad y seguridad de los clientes. Así, pueden disfrutar de una terraza exterior en la que estarán aislados de los fenómenos climatológicos y de la contaminación ambiental.

En este caso, para cubrir las necesidades sugeridas por Ragazzi, han sido necesarios siete paravientos para cerrar la zona y permitir visión panorámica del paseo marítimo. Sin duda, un complemento perfecto para un restaurante italiano en el que buscar la intimidad durante cenas y almuerzos.

952 198 752